Transporte de residuos peligrosos

Transporte de residuos peligrosos

Durante el transporte de residuos peligrosos se realiza el transporte de materiales peligrosos. Un residuo se define como residuo peligroso cuando aquel cuya composición contenga características muy peligrosas  que pueden llegar a representar un riesgo para el medio ambiente, la salud de los humanos o para los recursos naturales. Según la ley 22/2011 lo define “aquel que presenta una o varias de las características peligrosas en el Anexo II de la citada ley”. La lista que detalla qué residuo se clasifica como peligroso o no está recogido en el artículo nº6 de la Decisión de la Comisión 2000/532/EC.  En pocas palabras, los desechos perjudiciales son cualquier elemento que contenga o produzca materiales tóxicos y que no esté diseñado o destinado a ser seguro para el consumo humano y el medio ambiente.

¿Por qué necesitas una empresa de transporte de residuos peligrosos?

Hay una gran cantidad de razones por las cuales tú y tu empresa podéis necesitar una empresa de transporte de residuos peligrosos. A continuación te detallamos algunos motivos de vital importancia durante el transporte de materiales dañinos:

  • Se encargan de recoger y realizar el transporte de residuos o materiales peligrosos de manera totalmente higiénica y respetando el medio ambiente. Además de seguir las leyes.
  • Serán los encargados de transportar estos residuos tan peligrosos, por lo que se necesitan grandes profesionales especializados y con el mejor conocimiento y equipamiento
  • Facilitarán el proceso de reciclaje, algo que es muy importante para las generaciones futuras.
  • Son una garantía de seguridad para todos los ciudadanos
  • Son una gran garantía de salubridad 

Puntos a tener en cuenta en el transporte de residuos peligrosos

A continuación comentamos algunos puntos muy importantes a la hora de realizar el transporte de residuos peligrosos:

  • Los conductores tendrán una formación lo más precisa posible sobre el reglamento, desde los materiales que transportan, los riesgos y hasta cómo actuar en caso de accidente.
  • Es obligatorio saber el tipo, clasificación del residuo antes de ser transportado
  • Es importante disponer de diferentes medios de transportes. Según el tipo de vehículo que sea, se transportará un residuo u otro.
  • Las empresas deben tener siempre la documentación necesaria para transportar sus residuos peligrosos.
  • Las actividades de transporte de residuos que sean dañinos exigirán un documento específico de identificación de los residuos para conocer su peligrosidad. 
  • El transportista debe realizar un aviso y comunicación previa al inicio de sus actividades ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma donde tengan su sede social.
  • En el caso del transporte por carretera, los transportistas deben adoptar las medidas necesarias para que los vehículos cumplan las condiciones reglamentarias exigidas.
  • Hay que tener en cuenta las normas técnicas exigidas sobre vehículos de transporte, envases y embalajes.

La etiqueta de transporte de residuos peligrosos

Una etiqueta de transporte de residuos peligrosos es una pegatina, un sello o una etiqueta que está diseñada e impresa para indicar que el material es peligroso. Puede tratarse de un producto químico, una toxina, un residuo o un líquido peligroso. Están diseñadas para colocarse en el exterior de la mayoría de los productos que pueden causar daños o perjuicios. También son un requisito importante a la hora de realizar el transporte de materiales dañinos, por lo que es muy importante que estas etiquetas sean bien señalizadas y a la vista.

Hay que asegurarse de tener una en todos los materiales perjudiciales y mantenerla a la vista en todo momento. Esto significa que si se almacenan materiales peligrosos en el lugar de trabajo, se asegurará de que todo el mundo esté informado. Se debe asegurar de tener una en todos los productos que puedan causar lesiones o daños, ya sean utilizados, almacenados, o mientras se hace el transporte de materiales peligrosos.

Es muy fácil cometer un error y etiquetar algo de forma incorrecta. Por lo tanto, es muy importante asegurarse de tener los productos correctamente etiquetados y seguir siempre las normas y reglamentos de la ley cuando se trata de la manipulación de materiales de residuos dañinos.

Reglamento del transporte de materiales peligrosos por carretera

El reglamento del transporte terrestre de materiales y residuos peligrosos actual es el Real Decreto 284/2021, de 20 de abril, por el que se regula la cualificación inicial y la formación continua de los conductores de determinados vehículos destinados al transporte por carretera y por el que se modifica el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, aprobado por el Real Decreto 1211/1990, de 28 de septiembre.

Ficha de emergencia para el transporte terrestre de materiales peligrosos

En caso de accidente de un vehículo que transporte materiales peligrosos, se informará de forma inmediata al Centro de Coordinación Operativa previsto en el plan de Comunidad Autónoma o, en su defecto, al Gobierno Civil de la provincia. El responsable designado por la empresa transportista deberán llevar las fichas de seguridad de las mercancías peligrosas que transporten, que serán facilitadas para cada contenedor, tal y como se explica en el Real Decreto 387/1996, de 1 de marzo, por el que se aprueba la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de accidentes en los transportes de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril.

Transporte de materiales peligrosos por carretera

El transporte de materiales peligrosos por carretera debe cumplir una serie de condiciones con el fin de eliminar o minimizar el riesgo en este tipo de operaciones. Estos requisitos vienen regulados por una serie de acuerdos internacionales, en función del medio de transporte que se utilice. Para llevar a cabo dicha operación hay que ceñirse a la normativa vigente, en las cuales se recomienda:

  • Embalar las mercancías peligrosas con extremo cuidado
  • Etiquetar las mercancías peligrosas correspondientemente

  • Preparar la documentación adecuadamente

  • Asegurar la carga a la perfección

  • Planificar el envío con antelación para evitar problemas de última hora

Transporte de materiales peligrosos: Los 9 tipos más peligrosos

Durante el transporte de materiales peligrosos pueden haber diferentes objetos dañinos, que en este caso serían cualquier sustancia o elemento que se considere peligroso por la naturaleza de su composición química, el potencial de daño para las personas o los animales y la probabilidad de generación de residuos en un entorno cerrado. A continuación te hablamos de los 9 tipos más peligrosos:

Materiales corrosivos

Durante el transporte de materiales peligrosos, los desechos corrosivos son materiales que, cuando se exponen, causan un daño considerable al medio ambiente y pueden provocar graves daños a los seres humanos. Por ello, las grandes empresas multinacionales toman precauciones extremas antes de eliminar sus restos más tóxicos o cualquier otro subproducto industrial. Hay varias soluciones eficaces para contener los corrosivos, pero se necesitan equipos de alta tecnología e infraestructuras avanzadas para su tratamiento y transporte de materiales peligrosos. Éstos pueden contener compuestos químicos perjudiciales, metales, plaguicidas, lubricantes y medicamentos, entre otros. Pero los más perjudiciales son los corrosivos que contienen ácido clorhídrico, ácido fluorhídrico, sulfuro de hidrógeno y óxidos férricos, por lo que deben manejarse con gran cuidado y atención.

Gases

Los gases pueden presentarse licuados, comprimidos o refrigerados. En función de sus propiedades pueden clasificarse como asfixiantes, comburentes, inflamables o tóxicos

Sustancias comburentes y peróxidos orgánicos

Son líquidos o sólidos que pueden provocar combustión al tener contacto con otros materiales y pueden provocar incendios. En contacto con ácidos líquidos, la mayoría de las sustancias comburentes producen una reacción de gases tóxicos.

Desechos radioactivos

Son materiales radiactivos aquellos que contienen radionucleidos donde la concentración de actividad de la misma exceda los valores específicos mínimos. 

Materiales líquidos inflamables

Los líquidos inflamables son aquellos líquidos que tienen su punto de inflamación con un valor de 38° y un punto de tensión máximo de 2.8 kg X cm2.

Desechos radiactivos

El transporte de residuos peligrosos y radiactivos como el gas xenón, que puede causar problemas respiratorios cuando se respira durante periodos prolongados. Además de los problemas de salud relacionados con la inhalación de estos gases, también hay que tener en cuenta el impacto potencial que esto tiene en el medio ambiente. Es importante que cualquier residuo tóxico o potencialmente tóxico, durante el transporte de materiales que sean daiños, en circunstancias seguras se elimine de acuerdo con la legislación sobre desechos. Con respecto a esto último: «Todas las sustancias nucleares, independientemente de su composición, deben almacenarse en lugares seguros, como bóvedas cerradas».

Materiales explosivos

En el transporte de materiales peligrosos, los desechos explosivos contienen una gama de sustancias químicas altamente explosivas, tal y como dice su nombre. Entre estas sustancias se incluye: pirotecnia explosiva, que incluye termita, dinamita, sal, yodo y nitrato de bario. Se trata de explosivos que pueden incluir pólvora. Por ejemplo, los fuegos artificiales de consumo y comerciales también entran en esta categoría, al igual que las bengalas de carretera y las bengalas marinas.  Se debe seguir siempre el protocolo para evitar cualquier problema y tomar las precauciones de seguridad adecuadas para minimizar el riesgo del mismo.

Materiales sólidos inflamables

En cualquier transporte de residuos  peligrosos los desechos inflamables se consideran las formas más peligrosas de desechos y la manipulación de esta topología debe llevarse a cabo con extremo cuidado y precaución. Esto se debe a que se han registrado varios incidentes en los que gases y líquidos inflamables se filtraron o explotaron accidentalmente en industrias, hogares, oficinas y otras áreas públicas. También pueden ocurrir incidentes en los que materiales altamente tóxicos y a veces radiactivos acabaron en vertederos o fueron eliminados en dichos lugares. Para garantizar la seguridad de sus empleados y de su propiedad frente a estos peligros, es necesario que todas las empresas eliminen sus materiales inflamables de forma adecuada.

Materiales tóxicos e infecciosos

En un transporte de materiales peligrosos, los desechos tóxicos son cualquier sustancia no deseada y perjudicial en cualquier forma que pueda causar potencialmente daños a los seres humanos o al medio ambiente. Algunos de los residuos más peligrosos son el plomo, los hidrocarburos y los COV (compuestos orgánicos volátiles) que se evaporan en la atmósfera o se depositan en el agua, y algunos son de naturaleza radiactiva. Muchos de los productos domésticos de hoy en día, como ordenadores, televisores y teléfonos móviles, contienen sustancias peligrosas que pueden envenenar el aire y contaminar el agua y el suelo. Actualmente la eliminación de estos desechos tóxicos es un problema importante en nuestra sociedad actual por el alto consumo de estos productos.

Materiales y objetos que presentan peligros diversos

Son aquellos que suponen algún tipo de peligro no contemplados, así como lo son las dioxinas o los polvos finos que pueden dañar nuestras vías respiratorias, así como las sustancias que se transportan en temperaturas de 100 °C y los organismos genéticamente modificados que no responden a definición de sustancias infecciosas pero que pueden provocar en animales, plantas o sustancias microbiológicas diferentes alteraciones.

La importancia de la gestión durante el transporte de residuos peligrosos

La gestión de desechos generalmente implica los procesos y acciones que se realizan para gestionarlos desde su origen hasta su final, incluyendo también el transporte de residuos o materiales peligrosos. No se trata sólo de gestionarlos, sino también de abordar los problemas que éstos generan, como la polución, la contaminación ambiental y las amenazas para la salud de los entornos en los que se almacenan o eliminan los desechos. La gestión de los escombros se realiza a través de diferentes actividades. Estas actividades incluyen la recogida de los restos, su manipulación, su transporte de materiales dañinos, almacenamiento y reciclaje.

El cambio climático ha hecho aumentar la concienciación de las personas en la sostenibilidad del planeta, para ello los procesos de reciclaje han tomado notoria relevancia en nuestros usos y costumbres, dar segundas y terceras vidas a ciertos materiales, reciclar todo aquello que sea posible o tratar los restos de manera adecuada y consciente debe de convertirse en una responsabilidad social.

El reciclaje busca transformar las características de los desechos, todo ello con el objetivo de:

  • En un residuo, reducir a la mínima expresión todos aquellos productos peligrosos que puedan formar parte de este.
  • Prepara el residuo para su eliminación definitiva.
  • Dar tantas vidas como sea posible a todo aquel material que se pueda valorizar.
  • Crear la oportunidad de generar fuentes de energía a partir de los residuos.

Desechos no peligrosos durante el transporte de residuos

¿Quieres saber cuál es la diferencia exacta entre los residuos no peligrosos y los peligrosos para un transporte de residuos? Los que no son peligrosos, son cualquier material de desecho que no contiene materiales venenosos o perjudiciales. Los perjudiciales consisten en material radiactivo, productos químicos radiactivos o nucleares, y otros materiales potencialmente perjudiciales.

Los tipos de residuos que se clasifican como no dañinos varían en función del tipo de industria que los produce. Y es que algunas industrias corren más riesgo de contaminar el medio ambiente a través de los que son perjudiciales que en otras. Los residuos de las plantas farmacéuticas y las industrias manufactureras, por ejemplo, suponen un gran riesgo de contaminación para el medio ambiente debido a los procesos de fabricación asociados a los medicamentos. Los restos residenciales, como los desperdicios domésticos y la basura, se consideran como no perjudiciales, porque la mayoría de los restos sólidos domésticos no suponen una amenaza medioambiental significativa. Los desperdicios industriales, sin embargo, suponen una grave e innegable amenaza para el medio ambiente debido a los numerosos productos químicos y materiales perjudiciales que suelen utilizarse durante la fabricación de estos productos.

En resumen, listado de desechos no perjudiciales:

  • Desechos humanos
  • Escombros de la construcción
  • Papel, cartón, chatarra, trozos de cable, vidrio, etc.
  • Escombros, equipos y maquinarias en desuso, etc.

Todos estos procesos aportaran mejoras en los entornos en los que vivimos y trabajamos, minimizará el impacto contaminante sobre la ecología y nos generará recursos que pueden ser ventajosos social y económicamente.

Los restos, para un transporte de materiales peligrosos, acostumbran a clasificarse de la siguiente manera:

  • Por el tipo de materiales que contenga.
  • Por la clasificación de peligrosidad de los productos que contengan. La normativa (Ley 22/2011) vigente define como residuo peligroso a “aquel que presenta una o varias de las características peligrosas en el Anexo III de la citada Ley”.
  • Por el origen de los materiales.

A continuación, se desarrollará el significado de cada una de las clasificaciones para el transporte de residuos antes puntualizadas.

  • Por el tipo de materiales que contenga
    • En este apartado destacamos cuatro posibles clasificaciones
      • Residuo con productos peligrosos. La normativa (Ley 22/2011) vigente define como residuo peligroso a “aquel que presenta una o varias de las características peligrosas en el Anexo III de la citada Ley”.
      • Residuo con producto inorgánico
      • Residuo con producto orgánico
      • Restos mezclados
  • Por la clasificación de peligrosidad de los productos que contengan
    • En este apartado destacamos tres posibles clasificaciones:
      • Desechos perjudiciales. La normativa (Ley 22/2011) vigente define como residuo peligroso a “aquel que presenta una o varias de las características peligrosas en el Anexo III de la citada Ley”.
      • Restos inertes
  • Por el origen de los materiales
    • En este apartado destaca el gran número de clasificaciones de restos que podemos encontrar:
      • Industriales
      • Comerciales
      • Domésticos
      • Escombros
      • Mineros
      • Radioactivos
      • Bio
      • Etc.

El transporte de residuos

Cada clase de residuo lleva asociada su propia técnica de tratamiento. El objetivo final siempre será el de reciclar y dar una nueva vida a todo lo recuperado, es por ello que se podría decir que hay unos protocolos establecidos en transporte de residuos que culminan en:

  • La eliminación, fin de vida de todos los productos que componen el residuo con adecuación para su depósito en los vertederos legalizados correspondientes, para su incineración o otros tratamientos.
  • El uso de fuentes de energía, como podría ser la gasificación o la biometanización.
  • La materia prima, preparación del producto para otros usos. pasará a tener más de una oportunidad en su utilidad a la sociedad, un buen ejemplo podría ser el compostaje.
  • Los tratamientos más comunes a los que se someten a los residuos de productos químicos delicados son:
    • Biológicos
    • Fisicoquímicos
    • Térmicos
    • Traslado de productos químicos

Esta importante parte de la gestión de los residuos de materias peligrosas está sujeta a varios condicionantes:

  • Inscripción en registro de empresa de transporte o transportistas.
  • El traslado de desechos a las plantas autorizadas e indicadas por el poseedor del residuo o productos peligrosos del mismo.
  • Retornar el residuo a su origen si el gestor autorizado no ha aceptado el residuo peligroso.
  • Incluir en todo vehículo la nota informativa de la inscripción en el registro.
  • De acuerdo con el capítulo nº 2, incluir en el vehículo la documentación necesaria para el traslado de restos peligrosos (Hoja de seguimiento u Hoja de seguimiento itinerante).
  • El transportista deberá cumplimentar la hoja de seguimiento itinerante correctamente.
  • El transportista para el traslado de sustancias, en este caso, peligrosas no está exento de cumplir con otras obligaciones necesarias para el transporte de cualquier residuo peligroso (tarjeta de transporte, ADR…).

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies